Los obispos de la Comisión Ejecutiva de la Conferencia Episcopal, convocan a unirse en oración por la paz, en el contexto de la Colecta Más x Menos que se llevará a cabo el próximo fin de semana.

Los obispos que integran la Comisión Ejecutiva de la Conferencia Episcopal Argentina, enviaron un mensaje a los pastores y a los fieles católicos en la Argentina, convocándolos a unirse en oración por la paz, en el contexto de la Colecta Más x Menos que se llevará a cabo el próximo fin de semana.
En su mensaje, los prelados destacaron que están llamados «a buscar la unidad de nuestro Pueblo», y en ese sentido consideraron que «ayudarnos a rezar en los momentos difíciles es una de las acciones más propias de nuestra misión».
Por eso, acercaron a sus hermanos obispos la propuesta de invitar «a todas las parroquias, capillas, comunidades eclesiales, movimientos e instituciones para que, junto a sus sacerdotes, religiosas y religiosos, diáconos y animadores, este próximo fin de semana del 10 y 11 de septiembre, en el contexto de la Colecta Nacional Más x Menos, recen por la paz y la fraternidad entre todos los argentinos y argentinas».
Este año, recordaron, el lema de la colecta es “Aliviando el dolor de hoy, alimentamos la esperanza”. Por eso, animaron a «unirnos en la oración que cura las heridas, levanta la mirada y nos hace testigos de fraternidad y diálogo sincero».
«Entre las distintas posibilidades de oración, ciertamente está la inclusión de esta intención en las celebraciones de las misas, los momentos de oración en torno a la palabra, en los grupos que habitualmente rezan en comunidad, en los monasterios y santuarios que estén en cada diócesis y en la oración siempre fecunda de los enfermos», detallaron.
En ese sentido, anhelaron «que todos los hombres y mujeres de nuestro pueblo, que de diversas maneras nos reunamos para rezar estemos motivados por la promesa de Jesús: ‘Donde hay dos o tres reunidos en mi Nombre, yo estoy presente en medio de ellos'».
«En los duros tiempos de la pandemia, experimentamos la valoración de la familia como Iglesia doméstica y la recuperación de la oración en familia. Por eso, les pedimos que compartan esta iniciativa con los laicos y laicas para que recen en sus hogares», exhortaron.
Asimismo, hicieron extensiva esta invitación «a nuestros hermanos y hermanas de otras confesiones cristianas y religiones», puesto que «esta oración fraterna es un testimonio elocuente de los creyentes para una sociedad fragmentada y escéptica», aseguraron.
«Estamos seguros de que los pastores y nuestras comunidades seremos creativos para elevar esta oración por la ansiada paz social, el diálogo entre los líderes y los responsables de las distintas dirigencias», sostuvieron.
Finalmente, animaron a testimoniar «sentida y concretamente» que, «aún en medio de la diversidad podemos encontrarnos, reconocernos hermanos y compañeros de camino y así renovar nuestra esperanza».
«Con el papa Francisco, invitemos a la esperanza, que «nos habla de una realidad que está enraizada en lo profundo del ser humano, independientemente de las circunstancias concretas y los condicionamientos históricos en que vive. Nos habla de una sed, de una aspiración, de un anhelo de plenitud, de vida lograda, de un querer tocar lo grande, lo que llena el corazón y eleva el espíritu hacia cosas grandes, como la verdad, la bondad y la belleza, la justicia y el amor (…)». Caminemos en esperanza», concluyeron.
Firman la carta, con fecha 6 de septiembre de 2022, el presidente de la Conferencia Episcopal Argentina, monseñor Oscar Vicente Ojea; el vicepresidente 1°, monseñor Marcelo Daniel Colombo; el vicepresidente 2°, monseñor Carlos Alfonso Azpiroz Costa OP; y el secretario general, monseñor Alberto Germán Bochatey OSA.+