Tres mujeres ayudarán al Papa en la elección de obispos para las diócesis del mundo. Una de ellas es argentina


Se trata de una decisión histórica pues es la primera vez en la historia de este Dicasterio, instituido por Sixto V en enero de 1588, que tres mujeres entran a formar parte de él.
Menos de una semana después de que en una entrevista del Papa a REUTERS el Pontífice anticipará el nombramiento de dos mujeres para el Dicasterio de los Obispos, el nombramiento se ha hecho público y con una sorpresa: no son dos mujeres, como inicialmente dijo el Papa, sino tres. Se trata de dos religiosas y una mujer laica de la orden de las vírgenes consagradas.
Las dos religiosas son sor Raffaella Petrini, vice-gobernadora de la Ciudad del Vaticano, y sor Yvonne Reungoat, ex superiora de las salesianas. La primera es italiana y la segunda francesa. La laica es una mujer argentina: María Lia Zervino, presidenta de la Unión Mundial de las Organizaciones Femeninas Católicas.
El nombramiento de estos nuevos miembros del organismo de la Santa Sede tiene entre sus principales funciones la elección de ternas de candidatos para que el Papa nombre obispos para las más de 3 mil diócesis católicas del mundo.
Se trata de una decisión histórica pues es la primera vez en la historia de este Dicasterio, instituido por Sixto V en enero de 1588, que tres mujeres entran a formar parte de él.
“Una enorme sorpresa de Jesús, como lo suele hacer el Señor. Nunca se me había pasado esto por la cabeza y estoy muy muy agradecida al Santo Padre Francisco por este nombramiento”, dijo a los micrófonos de Radio Vaticana María Zervino este miércoles 13 de julio, tras darse a conocer su elección. “Me honra estar con ellas y aprenderé de ellas, así como de los demás miembros del dicasterio”, dijo a los mismos micrófonos sor Yvonne Reungoat.
Dado que la sra. Zervino procede de la diócesis de La Plata en Argentina, la diócesis publicó un comunicado en el que se destaca:
Lía Zervino, es servidora, y durante muchos años se desempeñó con mucho compromiso en la diócesis y en la Escuela Universitaria de Teología, entre otros ámbitos. Es recordado su denodado trabajo en el 1er Congreso de Comunicadores Católicos realizado en Mar del Plata en 1996 junto al Cardenal Eduardo Pironio.
Luego se integró a la Conferencia Episcopal Argentina, donde fue directora institucional de la Comisión Nacional de Justicia y Paz donde realizó una importante tarea de servicio y articulación.
Es miembro de la Asociación de Vírgenes Consagradas Servidoras desde los 22 años y desde la llegada de Francisco a Roma, Lia Zervino se desempeña desde esa ciudad en la Unión Mundial de Organizaciones Femeninas Católicas, institución de la que desde hace años es presidenta.
Lía además es docente de la Diplomatura en Comunicación Eclesial que dicta la Escuela Universitaria de Teología junto a la Conferencia Episcopal Argentina.