AMANDA PACOTTI ES CIUDADANA DISTINGUIDA

AMANDA PACOTTI ES CIUDADANA DISTINGUIDA

El reconocimiento a la educadora  le fue entregado en un acto efectuado en la tarde de ayer, jueves 26 de mayo, en el recinto de sesiones, a partir de una iniciativa de la edila Mónica Ferrero, del bloque Socialista.

Presidió la actividad en un recinto colmado la presidenta del Concejo, María Eugenia Schmuck, junto a la autora del proyecto, Mónica Ferrero, y en los primeros minutos el intendente municipal, Pablo Javkin.

En el palco de honor  “Manuel Belgrano”, por su parte se encontraban la Ciudadana Distinguida, Amanda Pacotti; su esposo, Juan Carlos Hiba, y sus hijas, Jorgelina y Paulina.

De Javkin

Precisamente fue el intendente Javkin quien inició los discursos, dado que luego debía concurrir a otra actividad, quien dijo que Amanda lo había invitado y que algunos días atrás se había encontrado con la ex ministra de Cultura de la provincia, María de los Ángeles “Chiqui” González –quien también participó del acto- y le había hablado del acto, y recordó a su madre: “Me imagino diciéndome no se te va a ocurrir no estar”.

Expresó su admiración por Pacotti y marcó que “es la educación ligada al amor”, aludió al “reconocimiento a la gente noble” y le hizo entrega de un obsequio.

De Schmuck

Se leyó luego el decreto por el que se designa Ciudadana Distinguida a Amanda Pacotti, en reconocimiento a su trayectoria docente y a continuación habló la presidenta del Concejo, quien al comenzar sus palabras destacó que “no había pasado nunca que se aplaudiera de pie” al inicio del acto, “muestra lo que sos”.

Destacó que “estamos convencidos que la ciudad puede salir de la situación en la que estamos con amor y educación”  y resaltó a Pacotti como una persona “a quien seguir, a quien imitar”.

Destacó la emoción por el momento y afirmó: “Rosario podría ser mucho mejor, si tuviéramos muchas más Amandas Pacottis”.

De Ferrero

En tanto la autora del proyecto de reconocimiento, la edila Ferrero indicó que era “muy difícil sintetizar” la trayectoria de Pacotti, y la evocó “en el patio de nuestra querida Escuela ‘Carrasco’” para mencionar que allí había vivido “en carne propia la experiencia de la ‘Escuela Serena’”.

Igualmente dijo que “no se restringió sólo a la docencia, investigación y gestión, sino a la militancia educativa”.

Aludió a la “calidad y calidez humana” y mencionó que “es una mujer increíble, admirable, por eso este reconocimiento”.

Por último destacó que con éste “reconocemos a todos los maestros y maestras invisibles que trabajan en esta patria latinoamericana. Felicitaciones maestra y gracias por tanto”.

Entrega del reconocimiento y agradecimiento

A continuación la presidenta del Concejo, Schmuck, y la edila Ferrero le entregaron la copia del decreto por el que se la declara Ciudadana Distinguida; los ediles Ciro Seisas y Fabrizio Fiatti, de Arriba Rosario y la concejala Verónica Irizar, del bloque Socialista, le hicieron entrega del diploma; la edila Ferrero le entregó la plaqueta y la titular del cuerpo le colocó la medalla pin. Igualmente recibió un ramo de flores.

“Me traje un machete, que está prohibido”, dijo en el inicio de su palabra en referencia al ayuda memoria, a partir del cual recordó su extensa trayectoria en la educación.

Indicó que en lugar de “decir ciudadana, me salió cuidadana”, por lo que buscó en el diccionario los sinónimos de cuidadana, cuidar, atender, custodiar, entre otros, para relacionarlos con su actividad docente.

Recordó su paso por las aulas, su etapa en la Escuela Provincial de Artes Visuales, con docentes tales como Julián Usandizaga, Rubén Naranjo y Osvaldo Boglione, su tarea docente y directiva en el Instituto Integral de Fisherton, sus etapas en Ginebra y en Lima, entre muchos otros aspectos.

Recordó con tristeza el día 25 de mayo de hace 35 años cuando murió Olga Cossettini y al pasar por la “Escuela “Carrasco” estaba solamente la portera abriendo la puerta.

Cerró sus palabras evocando la creación de la Red Cossettini y la tarea en ella.

Otra vez de pie largos aplausos cerraron la intervención de Pacotti, mientras que de inmediato sus nietas y nieto, Julia, Antonia, Luisa y Alonso le entregaron un ramo de flores.

Cabe precisar que junto a la edila Ferrero suscribieron el proyecto de reconocimiento su par de bancada, Irizar; Susana Rueda, de Rosario Progresista; Fiatti, de Arriba Rosario; la ex concejala Lorena Carbajal, y el ex edil Lisandro Zeno.

Asistentes

Junto a Javkin, Schmuck y Ferrero estuvieron la concejala Verónica Irizar, del bloque Socialista, y los ediles Fabrizio Fiatti y Ciro Seisas, de Arriba Rosario; el diputado provincial Rubén Giustiniani, de Igualdad y Participación, y la diputada Lionella Catallin, del Partido Socialista, y la ex ministra de Cultura de la provincia, María de los Ángeles “Chiqui” González.

Asimismo asistieron el Ciudadano Ilustre, Enrique Llopis; el Periodista Distinguido Julio Vacaflor y el Cineasta Distinguido Mario Piazza.

La trayectoria

Amanda Pacotti nació en Rosario y fue alumna de la mítica Escuela Nº 69 “Dr. Gabriel Carrasco”, y conoció allí el proyecto pedagógico de las hermanas Olga y Leticia Cossetini, con sus principios de la “Escuela Nueva”.

Es reconocida como una de las herederas del “legado Cossettini” “por ser una de las principales impulsoras del movimiento pedagógico de la ‘Escuela Nueva’ y de los proyectos que se inscriben en estos mismos principios en todo el país”.

Se recibe de maestra en la Escuela Normal Nº 1 “Nicolás Avellaneda”, continúa sus estudios y se gradúa como profesora de jardín de infantes, y es precisamente en la Escuela “Carrasco” donde por primera vez se desempeña como tal.

Desde 1962 hasta 1981 fue maestra de grado en el Instituto Fisherton de Educación Integral, a partir de 1982 fue vicedirectora y en 1983 asume la dirección, cargo que desempeña hasta 1990. En el mismo centro educativo fue asesora en expresión creadora.

Vale precisar que para ingresar al Instituto Fisherton participó de un concurso en el que entre sus miembros se contaban Olga Cossettini y Rosita Ziperovich.

Entre 1988 y 1990 se desempeñó como documentalista en el Instituto Rosario de Investigaciones en Ciencias de la Educación (Irice), para el ordenamiento y la clasificación del material pedagógico de la Escuela “Carrasco” e integró también el equipo que realizó el filme “La escuela de la señorita Olga”.

Al presente integra como colaboradora externa ad-honorem el Irice y el Grupo de Amigos del Archivo Cossettini.

Convocada en 1992 por Rubén Naranjo –con quien había participado en la Asociación Civil Chicos- escribe el fascículo “Olga Cossettini y la Escuela Serena” de la colección “Rosario. Historias de Aquí a la Vuelta”, de la misma editorial.

En el 2002 obtuvo la diplomatura de proyectos educativos y cultura de paz en la Universidad Católica de Lima, Perú. Es también desde ese año coordinadora de la Red Cossettini, creada con el objetivo de difundir, acompañar y contagiar a docentes que hacen entrar riquezas culturales al aula.

Bregó en su momento para que el gobierno provincial comprara la casa de las hermanas Cossettini, en Chiclana 345, al destacar su importancia como “espacio de conservación, investigación, producción, socialización y difusión de experiencias educativas innovadoras”.