Para la concejal Renata Ghilotti “permitir que llegue la feria La Salada sería un retroceso inaceptable en materia económica que solo traerá más persianas bajas y mayor pérdida de empleo”.

Desde el Concejo se oponen al desembarco de la Salada en la zona.
Para la concejal Renata Ghilotti “permitir que llegue la feria La Salada sería un retroceso inaceptable en materia económica que solo traerá más persianas bajas y mayor pérdida de empleo“.
Rosario 23 de junio de 2021.

Siguen las voces en contra de la llegada de la feria La Salada a 30 kilómetros de Rosario. En este caso fue el turno de la concejal de Juntos por el Cambio, Renata Ghilotti quien se mostró visiblemente preocupada por los efectos colaterales sobre la industria y el comercio local.

“La Salada es un emporio de la evasión y la ilegalidad. Permitir su desembarco en la región sería un retroceso inaceptable en materia económica que sólo traerá más persianas bajas y mayor pérdida en puestos de trabajo” sostuvo la edil.

Fue el propio, el “Rey de La Salada” Jorge Castillo quien afirmó en contacto con medios de comunicación que se encuentra en tratativas con tres propietarios de campos: dos ubicados en la provincia de Córdoba y uno cerca de Rosario. Actualmente, el empresario se encuentra bajo prisión domiciliaria acusado de explotar ilegalmente los puestos de esa feria.
Al respecto Ghilotti sostuvo que “estos personajes se alimentan desde la ilegalidad. La Salada no es solo una feria, conlleva alrededor todo un mercado de negocios ilícitos que no podemos permitir que lleguen a nuestra zona. Y mucho menos que se lleven puestos a los rosarinos que invierten y se rompen el lomo para cumplir con la enorme carga impositiva”.

Para finalizar Ghilotti remarcó que: “existen herramientas legales para proteger a los sectores industriales y comerciales de la zona”, y agregó que espera “que tanto el gobernador como el intendente se pongan al frente de la defensa del sector productivo de la ciudad”.