Código de Convivencia – Protocolo ante violencia de género – danielaleart@gmail.com – Gmail

INICIARON EL ANÁLISIS DEL NUEVO CÓDIGO DE CONVIVENCIA

Este mediodía, miércoles 19 de mayo, se efectuó el primer encuentro en el que se fijaron posiciones sobre distintos artículos de la primera parte del mismo y respecto a aspectos generales. También se determinó la metodología para el abordaje del tema.

Presidió la reunión desde el recinto de sesiones la presidenta de la comisión de Gobierno, Marina Magnani, de Unidad Ciudadana, y en el mismo estuvieron Roy López Molina, de Cambiemos, y María Fernanda Gigliani, de Inicativa Popular (IP).

En tanto a través de la plataforma Zoom participaron Fabrizio Fiatti, de Creo; Caren Tepp, Jesica Pellegrini y María Luz Olazagoitía, de Ciudad Futura-FSP; Norma López, Eduardo Toniolli y Alejandra Gómez Sáenz, del Frente de Todos-PJ; Germana Figueroa Casas y Carlos Cardozo, de Juntos por el Cambio; Daniela León, de la Unión Cívica Radical/Juntos por el Cambio; Verónica Irizar y Lorena Carbajal, del bloque Socialista; Lisandro Zeno, del Partido Demócrata Progresista, y Susana Rueda, de Rosario Progresista.

Al abrir la primera reunión la concejala Magnani, pidió “establecer la metodología” para analizar los 327 artículos del mensaje del Departamento Ejecutivo con el proyecto de nuevo Código de Convivencia para reemplazar al vigente Código de Faltas.

Mencionó abordarlo por títulos y que “cada bloque se exprese en cada artículo o punto que tenga propuestas” y consignó que además del mensaje de la Intendencia -sobre el que planteó el trabajo- hay un proyecto presentado por los ediles López Molina y Agapito Blanco, de Cambiemos.

La edila León anticipó que desde su sector también ingresarían formalmente sus propuestas.

El concejal Fiatti consignó la necesidad de “ponernos de acuerdo en la metodología de trabajo para luego definir y arribar a los consensos”.

Acordó la edila Figueroa Casas respecto a debatir “en capítulos y títulos”.

La concejala Tepp, por su parte, también indicó que “en cada uno de los segmentos hay muchos temas” y planteó que se expresaran según los bloques “sus ideas” para en ese marco y en las comisiones correspondientes escuchar a “colectivos y organizaciones”. Indicó que luego corresponderá “un trabajo más fino artículo por artículo”.

Planteó la edila Magnani que cada bancada exprese sus opiniones “ontológicas y filosóficas” y luego se realicen -por escrito- las propuestas de modificaciones o rechazos.

Algunos artículos y aspectos considerados

Inició las intervenciones sobre puntos concretos la concejala Figueroa Casas quien hizo referencia al artículo 27, en el que se alude a la unidad fija para las sanciones, y en tal sentido recordó que en su momento por una ley provincial se habían reducido a la mitad los montos de las multas, mientras que en Rosario se mantuvieron, por lo que preguntó cómo se lo fijará “si el valor de Santa Fe o uno propio”, y agregó que “si todo se actualiza de acuerdo al precio de la nafta, que se relaciona con el dólar”.

El edil López Molina al considerar el artículo 5 donde se refiere al principio de legitimidad estimó que tal consideración debería figurar “en las actas iniciales del procedimiento”, dado que caso contrario “chocaría con el principio de inocencia, el derecho de defensa”.

En relación al artículo 12 que alude como “tope de la inhabilitación, 4 años, es contradictorio con el 32 que establece que podrá ser “temporaria o definitiva”. Realizó también consideraciones respecto al artículo 13, sobre imputablidad y planteó que “debería extenderse la sanción para prestanombres o nombres de fantasía” y recordó el caso del boliche “Ay Ramírez”. Marcó también aspectos del artículo 14 que hace referencia a la responsabilidad, respecto a “si es posible extender o no a los padres” y sostuvo que “creo que hay fundamentos”.

En su intervención la concejala Gigliani sostuvo que “debemos tener en cuenta” aspectos “nuevos” relacionados con personas cis, trans y travestis, y aludió en tal sentido a un trabajo realizado por diversos ministerios del gobierno nacional, entre ellos el de Mujeres, Género y Diversidad.

Expresó cuestionamientos a que “queden abiertas” la posibilidad de sanciones a menores y reclamó la necesidad de legislar respecto a penalidad por afectar el arbolado público.

La concejala Pellegrini destacó que este Código de Convivencia “va a reemplazar al Código de Faltas que es de 1981” y que “ni más ni menos consagrará otro tipo de principios”. Consignó que “de arranque en éste Código el gran ausente es lo público, lo colectivo, lo general”, y enfatizó que “un Código tiene que hacerse eco de las transformaciones”.

De igual modo aludió a la  necesidad que se hable sobre “el derecho a la ciudad, los derechos urbanos” y en el mismo sentido respecto a los “derechos ambientales”.

La edila López recordó que “hace un par de años dimos nuestra mirada” cuando plantearon modificar el Código de Faltas, en cuanto a la eliminación de lo relacionado con “la moralidad” y consideró que “la Nación ha aportado una caja de herramientas”, en coincidencia a lo también planteado por la concejala Gigliani respecto a trabajos de diversos ministerios.

Específicamente hizo referencia a los artículos 16 y 17, en relación a las “notificaciones y cómo hacer uso del derecho de defensa”.

Al intervenir la concejala León expresó en líneas generales coincidencias con otras intervenciones y calificó como “hecho histórico” la propuesta y debate para un nuevo Código. En esa instancia consideró que debía consultarse a la Facultad de Derecho de la Universidad Nacional de Rosario, específicamente a las cátedras de Derecho Constitucional, Penal y Procesal Penal, y al Colegio de Abogados de Rosario con sus correspondientes institutos.

Realizó críticas a aspectos de los artículos 11, 14, 15 y 17, sobre el que planteó que “habría que mejorar o duplicar los plazos” y sobre el 27 sugirió implementar el ius -que se utiliza en el ámbito de la justicia- y se preguntó con relación al tema de la nafta que se fija el litro como unidad de medida de la sanción “cuál nafta, YPF, Shell”.

El concejal Fiatti por su parte destacó que el proyecto enviado “es fruto de un trabajo de mucho tiempo” y en tal sentido recordó que se había iniciado en la gestión de la ex intendenta Mónica Fein, cuando se constituyó una comisión de la que participaron, entre otros, concejales, representantes de la Facultad de Derecho y del Colegio de Abogados.

La concejala Carbajal estimó que las consultas podrían realizarse “pero cuando haya acuerdos”, esto es se avance en el análisis del proyecto.

El edil Toniolli también coincidió en consultar pero a cátedras específicas, y también en la necesidad de “consultar a otros actores, con un criterio amplio, y los tiempos que podría insumir eso no me preocupa”.

No descartó para ello reuniones específicas o consultas por escrito. También coincidió en la necesidad de “revisar” aspectos del artículo 14.

Vale acotar que sobre el final la edila Tepp indicó que en el ámbito de la comisión de Feminismos y Disidencias ya se había recibido a un sector que expresó sus opiniones respecto al Código, mientras que la concejala Rueda anticipó que se hará lo propio en la comisión de Derechos Humanos.

Se acordó que una nueva reunión para proseguir con el análisis se efectuará el miércoles próximo, 26 de mayo, a las 9.

SE PRESENTÓ EL NUEVO PROTOCOLO DE ACTUACIÓN ANTE SITUACIONES DE VIOLENCIA DE GÉNERO

El Concejo Municipal, el Departamento Ejecutivo y el Sindicato de Trabajadores Municipales participaron del lanzamiento de la normativa. La ordenanza fue impulsada por la comisión de Feminismos y Disidencias, y aprobada por el cuerpo legislativo en el año 2020.

Se presentó hoy -miércoles 19- en horas de la mañana y mediante la plataforma Zoom el nuevo protocolo de actuación ante situaciones de violencia de género en el ámbito de la administración pública municipal.

Participaron activamente de la presentación el intendente municipal, Pablo Javkin; la presidenta del Concejo Municipal, María Eugenia Schmuck; la titular de la comisión de Feminismos y Disidencias, concejala Caren Tepp; la secretaria adjunta del Sindicato de Trabajadores Municipales, Yamile Baclini; y la secretaria de Género y Derechos Humanos municipal, Mariana Caminotti.

Asimismo fueron parte de la presentación las concejalas Alejandra Gómez Saenz y Norma López, del Frente de Todos-PJ; Ana Laura Martínez, de Juntos por el Cambio; María Fernanda Gigliani, de Iniciativa Popular; Jesica Pellegrini, de Ciudad Futura-FSP; Lorena Carbajal y Mónica Ferrero, del bloque Socialista; Marina Magnani, de Unidad Ciudadana, y Susana Rueda, de Rosario Progresista. También lo hicieron los ediles Agapito Blanco, de Cambiemos; Andrés Giménez, de Unidad Ciudadana; Ariel Cozzoni, de Unite-Un Gol para Rosario; Fabricio Fiatti, de Creo; Lisandro Zeno, del Partido Demócrata Progresista, y Pedro Salinas, de Ciudad Futura-FSP.

Oradores iniciales

En primer lugar tomó la palabra el intendente Javkin quien celebró la puesta en marcha del nuevo protocolo de actuación ante situaciones de violencia de género. Indicó que se trata de un programa de acción con los trabajadores del municipio, y adelantó que el próximo paso es llevar este protocolo a las empresas de transporte vinculadas al municipio. “Esto trasciende a la gestión. Es un acuerdo de toda las instituciones del municipio. Requiere de acciones comprometidas, y que solo pueden hacerse trabajando en común”, indicó.

Destacó la mirada transversal de la iniciativa, y la necesidad de que atraviese las conductas y las culturas con las cuales se lleva adelante la gestión pública.

“Es un tiempo particular. Tenemos la obligación de reforzar la mirada, el respeto, amalgamar un tejido social común que permite afrontar esta violencia de género en particular, el verdadero objetivo será evitar que suceda”, añadió.

Prosiguió la concejala Schmuck quien expresó su orgullo por integrar esta mesa -que derivó con el trabajo de la comisión de Feminismos- en la aprobación y sanción de esta ordenanza que establece un nuevo protocolo de actuación ante situaciones de violencia de género.

“Con los concejales y concejalas aunamos criterios, denominadores comunes. Hoy la realidad nos tiene a las mujeres como protagonistas”, inició y recalcó la composición del cuerpo legislativo local integrado por 16 mujeres y 12 varones.

Recordó que el municipio no contaba anteriormente con un protocolo contra la violencia de género, y que se aprobó -por pedido de una actuación más solidaria e inclusiva- esta ordenanza por unanimidad.

“Logramos unificar criterios con varias iniciativas y generamos políticas públicas hacia las mujeres”, agregó.

Señaló más tarde la activa participación de la comisión de Feminismos y Disidencias y la importancia de la participación plural del Consejo Asesor.

“Vamos a evitar que se instale en nuestro municipio cualquier violencia y a combatir la violencia machista”, culminó la presidenta del Concejo Municipal.

Tepp agradeció a la Secretaría de Género y en particular al intendente Pablo Javkin por reafirmar -al ser parte de esta presentación- su compromiso público con la problemática, y por la necesidad de que la aplicación del protocolo sea un ejercicio real.

Manifestó su orgullo y responsabilidad de representar a la comisión de Feminismos y Disidencias; citó a las concejalas que la integran, y remarcó la creación de un ámbito propicio para que finalmente se pueda sancionar y poner en práctica esta normativa.

“Faltaban herramientas. Fuimos las que impulsamos acuerdos colectivos, e identificamos las acciones de nuestra sociedad patriarcal que conforman prácticas judicializables. Para nosotras fue un trabajo muy importante que nos llevó mucho tiempo”, indicó.

Dio cuenta de la importancia del compromiso de todas las fuerzas políticas para el efectivo cumplimiento del protocolo de actuación ante situaciones de violencia de género.

“Construimos esta ordenanza que tiene una mayor solvencia y sostenibilidad, y necesita de una discusión amplia de todos los espacios políticos. Requiere del mayor acuerdo y compromiso”.

Por último, manifestó el orgullo por la sanción de esta ordenanza y el destacó el compromiso del Concejo Municipal.

Coincidió sobre este último punto Mariana Caminotti quien remarcó la tarea del cuerpo legislativo local y del Sindicato de Trabajadores Municipales frente a lo que definió como “una problemática que nos golpea con fuerza, fundamentalmente contra el colectivo LGBTIQ+”.

Precisó que la violencia basada en género es una de las mayores vulneraciones del presente. “El Concejo ha sido una usina de generación de normativa que combata la desigualdad y en favor de la diversidad de género”.

Promovió además el reto de fortalecer las estrategias institucionales para erradicar la violencia de género en los ámbitos municipales e institucionales.

Para Caminotti, la clave está en brindar respuestas eficaces, oportunas y que habiliten procesos de responsabilidad.

Luego, y para finalizar consideró que se producen dos innovaciones concretas. Por un lado, se conceptualizó la violencia de género más allá del binarismo varón-mujer, ya que se reconoce a la diversidad que incluye una vida libre de violencia.

Por otro lado la importancia de la sensibilización y la capacitación que el protocolo explicita con acciones.

“De lo que se trata es erradicar y desterrar de raíz la violencia de género en la sociedad”, culminó.

Continuó Yamile Baclini y subrayó el trabajo plural desde los diferentes espacios y miradas, desde la Secretaría de Género y Derechos Humanos hasta el Concejo Municipal.

“Es transversal, y la tenemos que abordar entre todos. Desde el Sindicato tenemos que promover el trato digno, respetuoso. Es un camino que amplía derechos y garantías. Promovemos la dignidad de trato en los ámbitos municipales; entendimos que era el camino a seguir”.

E indicó la representante del Sindicato de Trabajadores Municipales que otro punto relevante de la ordenanza es lo que se entiende como reparación, no solo la denuncia. “Es importante modificar esa conducta hacia el futuro para vincularnos siempre desde el respeto. El compromiso del gremio de promover estas prácticas para poder brindar garantías y certezas”, agregó.

Culminada esta primera parte se dio lugar a los aspectos técnicos sobre la aplicación de la ordenanza que fueron abordados por los integrantes de la Secretaría de Género y Derechos Humanos Martín Illia, coordinador de la misma; Sofia Botto, directora de Mujeres e Igualdad, y Viviana Rodríguez. También hicieron lo propio las integrantes del Ejecutivo Anahí Priotti, directora general de Investigaciones Administrativas, Ética Pública y Transparencia, y María Silvia Ramellas.