Insisten en declarar a la educación como servicio esencial para prevenir cierres.

Insisten en declarar a la educación como servicio esencial para prevenir cierres.
La iniciativa de la concejala de Juntos por el Cambio, Renata Ghilotti, busca sentar posición y desterrar cualquier posibilidad de futuras interrupciones sobre la presencialidad escolar.El debate por la apertura de las aulas se instaló en absolutamente todos los distritos del país. En Santa Fe, a pesar de que el gobernador aún no adhirió al paquete de restricciones impuestos por el presidente Fernandez, desde el Concejo buscan saldar la discusión y evitar posibles cierres.
Puntualmente es la edil del PRO, Renata Ghilotti, quien insiste con su propuesta para declarar a la educación como “servicio esencial”, y así “desterrar cualquier posibilidad o conjetura de algún funcionario sobre la interrupción de la presencialidad de nuestros chicos en las aulas”, argumentó.
“El derecho a la educación se debe sostener siempre. Con la declaración de servicio esencial estaríamos dando un importante mensaje sobre las prioridades que nos ocupan como representantes. Espero que el resto de los concejales así lo entiendan y acompañen”, sostuvo Renata.
Al respecto, Ghilotti remarcó: “Los chicos han recuperado el contacto con sus amigos y maestros luego de una año durísimo y de mucho extrañar. Retroceder sería terrible para ellos y para nuestro futuro como sociedad. No hay que olvidar la enorme cantidad de deserción y retrasos académicos que generó el cierre durante todo el 2020”.
En detalle, el expediente presentado por la edil se encuentra en comisión de Cultura desde el 24 de enero a la espera de ser tratado por el resto de los concejales junto con otro de similares características firmado por la agrupación “Padres por la Educación”.
Para finalizar Renata afirmó que “no cesará en su pedido”, y argumentó: “no debemos dudar, no hay futuro sin educación y la discusión sobre los contagios en las aulas se encuentra saldada con evidencia manifiesta.