Ferrer: “La tiranía está utilizando el sistema de salud como mecanismo de represión”

La Seguridad del Estado, en su afán por impedir que UNPACU realice su labor de ayuda social, impide que las personas necesitadas lleguen hasta la sede

Ferrer: “La tiranía está utilizando el sistema de salud como mecanismo de represión”

La Seguridad del Estado, en su afán por impedir que UNPACU realice su labor de ayuda social, impide que las personas necesitadas lleguen hasta la sede

Desde el pasado 12 de abril, el régimen cubano restableció el cerco contra la sede de la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU), en Altamira, Santiago de Cuba. A partir de ese día, el grupo ha mostrado preocupación por la integridad física y mental de los santiagueros a quienes ayudan frecuentemente.

La Seguridad del Estado, en su afán por impedir que UNPACU realice su labor de ayuda social en las comunidades, ha imposibilitado que las personas lleguen hasta la sede.

“Están aplicando una nueva fórmula de terrorismo de Estado con ofrecimientos de pensiones y algún que otro alimento, es decir garrote con una podrida zanahoria”, indica José Daniel Ferrer, coordinador general de la UNPACU.

Además, informa sobre dos de los más lamentables casos. Uno es la hospitalización desde hace cuatro días de Marina Paz Labaceno.

“Después de ser arrestada la enviaron hacia el tenebroso hospital de Jagua en el municipio San Luis, que queda a más de 20 kilómetros de Santiago de Cuba. Marina se ha negado a aceptar las migajas de la tiranía, por dignidad, porque ella afirma que cuando necesitaba ayuda, solo UNPACU le extendió la mano”, explica Ferrer.

La hija de Paz también denuncia el estado de su madre: “Está en Jagua sin criterio médico alguno. Cuando llamé por teléfono me aseguraron (los médicos) que solo estaban dándole ácido fólico, multivit y alprazolam, pero eso probablemente sea mentira”.

“Mi padrastro fue hasta el hospital, ella está internada en una sala de medicina legal como una loca delincuente, y no es ni una cosa ni la otra. Intentó caminar, pero se metió la cabeza contra la pared y cayó al piso de lo drogada que estaba. No podía ni hablar. Mi padrastro pidió ayuda y lo que hicieron fue encerrarla y no dejarla salir más.”https://www.youtube.com/embed/fdc__eMTdIA?feature=oembed

El segundo caso involucra a Santa Fernández Díaz, a la que anteriormente le han administrado terapias de electrochoque por protestar contra los abusos de las autoridades.

Según Ferrer, Santa le explicó con lágrimas en su rostro que acudió al policlínico pues sentía su tensión arterial descompensada, sin embargo, prefirió salir corriendo del lugar al ver presencia policial.

“Ella está en ese estado producto de la persecución que mantienen los esbirros de la tiranía contra todo el que viene aquí. Santa desde hace años se les ha enfrentado. Y esta vez, cuando acudió al médico, la remitieron con el psiquiátrica, pero al llegar, ocho agentes del régimen estaban en la dirección del lugar”, detalla el líder de UNPACU.

Según Fernández, al verla, los oficiales vestidos de civil comenzaron a hablar por sus teléfonos celulares y sintió temor de ser enviada al hospital psiquiátrico. Por eso, prefirió correr hacia la sede de UNPACU a alertar sobre el peligro que corre.

“Esto es muy grave, la tiranía utiliza al sistema de salud como mecanismo de represión contra aquellos que se acercan a nosotros pidiendo algún tipo de ayuda”, denuncia el promotor de Cuba Decide y presidente de Partido del Pueblo.

Entretanto, en La Habana, coordinadores de UNPACU y promotores de Cuba Decide permanecen detenidos dentro de sus viviendas, con un operativo policial encabezado por la Policía Nacional Revolucionaria y el Departamento de la Seguridad del Estado.

“Llevan tres días consecutivos apostados en las afueras de nuestras casas”, asegura a Cubanet Zaqueo Baéz. “No nos dejan salir por el Congreso del PCC”.

También denuncia la detención arbitraria del activista Nestor Vega. El hecho ocurrió en horas de la tarde del pasado 15 de abril.

“Luego de varios intentos, sus familiares lograron verlo en Villa Marista, allí estaba siendo sometido a interrogatorios. Después fue sacado de ese lugar, esposado y hasta el momento le han negado información a la familia”, corrobora Báez.