La Internacional Socialista se encuentra sumamente preocupada ante la decisión anunciada de Turquía de retirarse de la Convención de Estambul

El retiro de Turquía de la Convención de Estambul
22 Marzo 2021
La Internacional Socialista se encuentra sumamente preocupada ante la decisión anunciada de Turquía de retirarse de la Convención de Estambul, mediante un decreto emitido por el Presidente Erdoǧan. Este acto unilateral, aparentemente en violación de la constitución de Turquía, es un retroceso significativo para los derechos de la mujer en ese país y un duro golpe simbólico a la actual lucha por los derechos de la mujer a través de Europa y del mundo. La IS expresa su solidaridad con los 42 millones de mujeres en Turquía, cuyos derechos humanos son amenazados con esta acción irresponsable e inaceptable.La Convención del Consejo de Europa sobre la Prevención y la Lucha contra la Violencia a la Mujer y la Violencia Doméstica, conocida comúnmente como la Convención de Estambul, fue establecida hace una década con el objetivo de prevenir la violencia, proteger a las víctimas y poner fin a la impunidad de aquéllos que cometen actos de violencia contra la mujer. Turquía fue el primer país que ratificó el tratado que lleva el nombre de su ciudad más importante, luego de que fuera adoptado unánimemente por el parlamento. La violencia contra la mujer es una violación a los derechos humanos, y la Convención expresa que es responsabilidad de los estados el prevenir la violencia doméstica, proteger a las víctimas y enjuiciar a los infractores.En momentos en que Turquía señala su retiro de la Convención, los niveles de violencia contra la mujer van en aumento. La última década ha visto trágicamente un rápido crecimiento del feminicidio en Turquía, tres veces más alto que los niveles anteriores, lo cual es un hecho inaceptable que necesita una urgente atención. Dentro de este contexto, el retiro de la Convención de Estambul es justamente lo contrario a lo que requieren las mujeres de Turquía de este gobierno y equivale a un ataque directo sobre los derechos de la mujer por parte de un régimen cada vez más autoritario y conservador.La Internacional Socialista hace un llamamiento al Presidente Erdoǧan y al gobierno de Turquía a revocar esta decisión desacertada, ilegítima y perjudicial de retirarse de la Convención de Estambul. Ahora cuando los gobiernos deben redoblar sus esfuerzos para poner fin al flagelo de la violencia basada en el género, no existe justificación para tomar pasos regresivos como los anunciados en Turquía. La IS entrega su total apoyo al CHP, partido miembro de la IS en Turquía, en sus esfuerzos por defender los derechos de la mujer y asegurar que Turquía permanezca en la Convención.