El viaje del Papa a Irak preocupa a los expertos: “No es buena idea”

Expertos en enfermedades infecciosas expresaron su preocupación por el próximo viaje del papa Francisco a Irak, dado el brusco aumento de los casos de coronavirus en el país, su frágil sistema de salud y que probablemente sea inevitable que los iraquíes formen multitudes para verle.

Nadie quiere decirle a Francisco que cancele sus planes, y el gobierno de Irak tiene todo el interés en mostrar su relativa estabilidad recibiendo por primera vez a un papa en el lugar de nacimiento de Abraham. El viaje entre el 5 y el 8 de marzo dará un necesitado apoyo moral a los asediados cristianos iraquíes, además de avanzar en los esfuerzos del papa por tender puentes con el mundo islámico.javascript:false

Pero desde un punto de vista puramente epidemiológico, así como del mensaje de salud pública que transmite, un viaje del papa a Irak en medio de una pandemia global no es recomendable, según los expertos de salud.

Sus preocupaciones se vieron reforzadas con la noticia el domingo de que el embajadorvaticanoenIrak, el principal responsable del viaje y que habría acompañado a Francisco a todos sus actos, había dado positivo en COVID-19 y estaba en cuarentena.