“La pandemia no terminó y no hay nada que festejar”. Carolina Labayru, secretaria de Control y Convivencia

“La pandemia no terminó y no hay nada que festejar”. Carolina Labayru, secretaria de Control y Convivencia

 “La idea es que nadie se autoconvoque en ningún lado. La pandemia no terminó y esta no es una época de festejos”.

“No hay nada que festejar. El mejor festejo es con el núcleo más chico de la propia familia, dentro de las casas”.

La masividad traerá consecuencias muy malas para la salud de todos los rosarinos. En esos encuentros, los pibes pierden los controles y todos los cuidados sanitarios. En ese momento, con que uno solo tenga el virus, contagia a sus amigos y a miles de personas. La única manera de detener esa gran pelota es no salir”.

“Si no acatan las recomendaciones sanitarias, veremos las graves consecuencias 15 días después con los aumentos en los contagios de coronavirus”.

“Ya tenemos la experiencia del año anterior y suponemos que se puede dar una situación similar, sobre todo en el espacio público. Este año hay que tener en cuenta que no habrá locales habilitados como confiterías bailables, por eso suponemos que habrá una gran convocatoria en los espacios públicos, la costa central será uno de los ejes de todos los operativos que se realizarán en la ciudad, también habrá operativos en los barrios, en lugares donde sabemos que se están haciendo convocatorias por las redes sociales”.