Reunión conjunta por Emergencia en el transporte – danielaleart@gmail.com – Gmail

PUSIERON A LA FIRMA EL DESPACHO SOBRE LA EMERGENCIA EN EL TRANSPORTE

Se acordó en el marco de la reunión conjunta de las comisiones de Servicios Públicos, Presupuesto y Gobierno realizada esta mañana, miércoles 11 de noviembre.

La reunión de las tres comisiones fue presidida desde el Anexo “Alfredo Palacios” por el titular de la de Servicios Públicos, Fabrizio Fiatti, de Creo, y también estuvieron en la sala la presidenta de la de Presupuesto, Lorena Carbajal, del bloque Socialista,  y la edila Renata Ghilotti, de Propuesta Republicana, quien es vicepresidenta del Ente de la Movilidad.

En tanto a través de la plataforma Zoom participaron la titular de la comisión de Gobierno, Marina Magnani, de Unidad Ciudadana, su par de bloque Andrés Giménez; Lisandro Zeno, del Partido Demócrata Progresista; María Fernanda Gigliani, de Iniciativa Popular; Eduardo Toniolli, del Frente de Todos-PJ; Caren Tepp, Pedro Salinas y María Luz Olazagoitía, de Ciudad Futura-FSP; Roy López Molina, de Cambiemos; Alejandro Rosselló y Germana Figueroa Casas, de Juntos por el Cambio; Verónica Irizar y Mónica Ferrero, de la bancada Socialista, y Daniela León, de la Unión Cívica Radical/Juntos por el Cambio.

Fiatti y el texto

Inició las intervenciones el concejal Fiatti, quien leyó el texto de la ordenanza propuesta – que se puso a la firma como despacho- y precisó que se modificó, de acuerdo a sugerencias de diferentes bancadas, en lugar de los 3 años planteados por el mensaje del intendente municipal, Pablo Javkin, disponer la emergencia por “24 meses o cuando se alcance con la recaudación el 55 por ciento del costo” o “la relación pasajero/kilómetro tenga los valores de febrero del 2020”.

En la normativa se encomienda al Departamento Ejecutivo para que “rediseñe el sistema público de transporte mediante la redefinición de líneas, frecuencias prestaciones necesarias, recorridos, ramales y paradas”, entre otras cuestiones operativas, “que adapten el sistema de transporte a las nuevas necesidades originadas por la emergencia sanitaria, los cambios de prioridades y nuevas necesidades que de ella deriven”.

Se determina asimismo la “renegociación de los contratos” para lo cual deberá tomarse en cuenta “la preservación de la calidad del servicio y el cumplimiento de los parámetros sanitarios; el interés de los usuarios y la accesibilidad y la seguridad del sistema”.

También se “faculta al Departamento Ejecutivo, mientras dure el proceso de rediseño integral del sistema de transporte a adoptar las medidas extraordinarias y urgentes que resulten conducentes a superar la situación de emergencia declarada y garantizar la efectiva y regular prestación del servicio” y se expresa la adhesión a la ley provincial que declaró la emergencia en el transporte.

En el mismo sentido se faculta a la Intendencia a celebrar convenios con el Ministerio de Transporte de la Nación y el Ministerio de Infraestructura y Transporte de la provincia y organizaciones vinculadas para “profundizar la articulación de todos los niveles de gobierno involucrados en la materia, optimizar el servicio y asegurar su regular continuidad”.

Se crea también una comisión de seguimiento que estará conformada por el directorio del Ente de la Movilidad, 3 concejales de la comisión de Servicios Públicos, un representante de cada una de las empresas prestatarias y uno de la Unión Tranviarios Automotor (UTA).

De igual modo se determina que el Ejecutivo deberá brindar un informe sobre la situación cada 90 días.

Rosselló, Toniolli

Intervino posteriormente el concejal Rosselló quien recordó que desde su bloque habían planteado algunas sugerencias, respecto al plazo -un año- y que “la comisión no sea sólo de seguimiento sino que tenga la posibilidad de hacer planteos”, para agregar: “Entiendo que no se nos ha escuchado”.

También mencionó que habían planteado que la comisión de seguimiento esté integrada “de acuerdo a la composición de los interbloques” en el cuerpo.

Por su parte el edil Toniolli, insistió en lo que planteara en la reunión de Servicios Públicos, respecto que “el acuerdo con las empresas -tras la renegociación- vuelva al cuerpo para la ratificación o rectificación” y al respecto acotó más adelante que consideraba que se modificaba lo planteado en los pliegos y por ello el pedido que el Concejo vuelva a analizar el resultado que se obtenga.

Dijo posteriormente que “el esquema de emergencia ya está pasando” y estimó que la normativas vigentes “ya lo autorizan” al intendente a renegociar “ante situaciones de fuerza mayor” para agregar, “por qué recurre al Concejo, una declaración de carácter político”.

Sostuvo asimismo Toniolli que “va a entrar en colisión la preservación del servicio y la rentabilidad” y consideró al Concejo “garante en ese equilibrio”. Enfatizó que “se van a reformular parámetros del pliego, y eso solo amerita que venga al Concejo”.

En sucesivas intervenciones el edil Toniolli reiteró la necesidad que lo que se decida en el marco de la renegociación vuelva al Concejo.

López Molina, Tepp

Consignó el concejal López Molina que “la declaración de la emergencia parecía sólo un apoyo político” para marcar que la propuesta de su interbloque plantea la “adhesión a la ley provincial de emergencia en el transporte” y consignó que “se plantea un régimen jurídico de excepción”.

Sostuvo que “la pandemia dejó al transporte urbano en una cama de terapia intensiva” y aseguró que “al ser renegociaciones y recondicionamientos no tienen que volver al Concejo”, para considerar que, tal vez, “cuando vuelva ya va a ser otra la integración de este cuerpo”.

En una nueva intervención el edil de Cambiemos precisó que “el pliego sigue vigente no hay delegación de facultades, por eso no tiene que volver”.

La concejala Tepp pidió “ponerse en los zapatos de los que utilizan el transporte, que hoy está de paro, porque pareciera que estamos en la estratósfera” y aseveró que “esto es un apoyo político para estar en las mejores condiciones” en el marco de la renegociación que “permita tener mayor fuerza en la mesa de negociaciones y garantizar el transporte urbano”.

Gigliani, Irizar

En su momento la concejala Gigliani, aludió a las dificultades en el sistema y recordó que “advertimos en el 2015 que el pliego iba a ser incumplible”.

Aludió posteriormente a las “coincidencias” en las propuestas de las diferentes bancadas y pidió seguir trabajando en tal sentido para el despacho final de la emergencia.

“Aspiro a que se hagan todos los esfuerzos necesarios” en la búsqueda de tales acuerdos, marcó, “porque entiendo que la ciudad así lo requiere”, para aludir a similar consenso obtenido en el ámbito de la Legislatura provincial, donde “la emergencia se votó por unanimidad”.

La edila Irizar cuestionó los dichos de Gigliani respecto a los momentos del inicio de la concesión y consignó que “uno de los artífices de este pliego fue el hoy secretario de Transporte de la provincia, Osvaldo Miatello”, respecto a quien recordó la normativa que permitía varios incrementos al año en la tarifa.

Magnani, Ghilotti

La concejala Magnani, por su parte, mencionó que aunque “no conozco la situación patrimonial de las empresas, el peor escenario es que soliciten la quiebra”, para destacar que “todo lo que resolvamos es malo” e insistir en ese posible escenario.

“Lo que está sobre la mesa es la gravedad” de la situación, manifestó la concejala Ghilotti, para pedir “dejar de lado miserias, posibles migajas, para encontrar puntos de acuerdo”.

Insistió en la necesidad de “garantizar el servicio”, para considerar que “esto es una oportunidad”.

En el final de la reunión el edil Fiatti indicó que el despacho se ponía a la firma, pero que estaban abiertos a posibles “cambios de cara al recinto mañana”.