El 9 de octubre de 1967 el Che Guevara es fusilado por el ejército boliviano

Ernesto ‘Che’ Guevara es fusilado
El 9 de octubre de 1967, un día después de que hubiese sido interceptado por una patrulla del ejército boliviano, el guerrillero Ernesto ‘Che’ Guevara moría fusilado en una pequeña escuela de La Higuera. Llegó a Bolivia en noviembre de 1966 con la intención de promover una gran revolución socialista en toda América Latina. Los contratiempos se sucedieron uno tras otro y el día 8 de octubre, los 16 guerrilleros que quedaban en la tropa y el Che se vieron sorprendidos por un enorme contingente de rangers bolivianos, la élite del ejército. El argentino consiguió salir vivo, pero herido en una pierna y con un profundo sentimiento de derrota.      Esa noche, un campesino llamado informó que había visto al guerrillero en una quebrada. El Che fue interceptado por una patrulla  y retenido en una escuela de La Higuera. Ese mismo día se había informado de la muerte del Che Guevara en un tiroteo, pero se mantuvo al argentino con vida mientras decidían qué hacer con él.  Fue  el propio presidente de Bolivia, quien dio la orden de fusilarlo sin juicio previo.      El Che Guevara cayó muerto frente a un pelotón de fusilamiento boliviano. Muchos historiadores señalan al propio Fidel Castro de ser responsable indirecto de la muerte del Che, ya que estaba causando problemas en la isla y comenzaba a convertirse en un estorbo para el régimen.