La UE acuerda paquete financiero para combatir la crisis por coronavirus |

Avance histórico en Bruselas: la UE se endeuda colectivamente para luchar contra la recesión por coronavirus. La cumbre especial fue una de las más largas en la historia de la UE. Bernd Riegert informa desde Bruselas.

Después de cuatro días y cuatro noches, el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, pudo anunciar un avance esta mañana en Bruselas: tras una amarga disputa, los 27 Estados miembros de la UE acordaron por unanimidad un fondo de reconstrucción de 750 mil millones de euros para combatir conjuntamente las consecuencias económicas de la pandemia. Los jefes de Estado y de Gobierno también acordaron el presupuesto de 1.074 millones de euros para los próximos siete años. En conjunto, este es el mayor paquete financiero jamás reunido por la UE en su historia, con 1,8 billones de euros.

Merkel: nos hemos mantenido unidos

La actual presidenta del Consejo de la UE, la canciller alemana Angela Merkel, habría preferido un fondo de reconstrucción “masivo”. “No fue fácil. El hecho de que nos haya llevado tanto tiempo también muestra que venimos de diferentes direcciones. Lo que cuenta para mí es que al final nos hemos unido y que todos estamos convencidos de que realmente haremos algo con lo que hemos decidido”, dijo la canciller en conferencia de prensa conjunta con el presidente francés, Emmanuel Macron.

Merkel y Macron habían propuesto distribuir 500 mil millones de euros del fondo de reconstrucción como subsidios para los países miembros que se han visto especialmente afectados por la pandemia. Por su parte, los cuatro países denominados “frugales” (Holanda, Austria, Dinamarca y Suecia, a los que se adhirió Finlandia) protestaron ante la medida. Por lo tanto, el monto de los subsidios directos se redujo a 390 mil millones de euros. De ellos, 360 mil millones de euros se destinarán como préstamos para los Estados necesitados. A pesar del fuerte contraste entre contribuyentes y receptores, el líder de la cumbre, Charles Michel, está satisfecho con el histórico acuerdo. “Estas fueron, por supuesto, negociaciones muy difíciles en tiempos muy difíciles para todos los europeos. Un maratón que conducirá al éxito a los 27 Estados miembros. Este es un buen acuerdo, un acuerdo fuerte. Lo más importante es que es el trato adecuado para Europa en el momento adecuado”, dijo Charles Michel.

Los más beneficiados

Por iniciativa de los Países Bajos, se está introduciendo un mecanismo de control para asegurar que los países receptores, como Italia, España, Polonia o Grecia, realmente utilicen el dinero del fondo de reconstrucción para proyectos útiles. El primer ministro de Italia, Giuseppe Conte, cuyo país se vio gravemente afectado por la pandemia, se mostró complacido por el éxito de las negociaciones. Italia puede recibir hasta 150 mil millones de euros de dicho fondo. “Ahora también tenemos una gran responsabilidad. Debemos usar los 150 mil millones de euros que recibiremos para que Italia se fortalezca y se reposicione”, advirtió Conte. Europa cuenta ahora con un plan ambicioso y efectivo contra la peor recesión que ha enfrentado.

Un débil Estado de derecho

El presidente de la cumbre, Charles Michel, no escatimó al usar la palabra “histórico” para describir el paquete financiero y el presupuesto de los próximos siete años. “Es la primera vez en nuestra historia que el presupuesto está vinculado a nuestros objetivos climáticos. Por primera vez el Estado de derecho se convertirá en un criterio decisivo para el desembolso de fondos. Es la primera vez que juntos apoyamos nuestra economía en una crisis”, dijo Michel. El Estado de derecho ha sido objeto de acalorados debates en los últimos cuatro días. Dado que el primer ministro húngaro, Viktor Orban, amenazó con vetar todo el presupuesto, las decisiones de la cumbre se limitan a hacer una referencia muy general al Estado de derecho como criterio para los desembolsos del presupuesto. Orban lo celebró como una “victoria”.

Por otra parte, Angela Merkel también anunció que el procedimiento penal ya en curso contra Hungría en virtud del artículo 7 de los tratados de la Unión Europea concluirá a finales de año. “Depende de Hungría cumplir con las condiciones”, dijo Merkel. La UE acusa a Hungría y a Polonia de socavar y hacer caso omiso del estado de derecho y los valores. Hasta el momento, los procedimientos contra ambos países avanzan lentamente.

Macron: un ejemplo para el mundo

Por primera vez en su historia, la UE se endeudará para financiar el fondo de reconstrucción, del que los 27 Estados miembros son responsables conjuntamente. Esto acercará mucho más a los Estados, considera el presidente francés, Emmanuel Macron. Dijo estar convencido de que la gestión conjunta del presupuesto es un avance decisivo en el fortalecimiento de la UE y también de la eurozona. “Esta es la primera vez que estamos todos juntos creando y garantizando conjuntamente un plan de recuperación económica. Es históricamente único que confiemos tanto en los demás”, dijo Macron en Bruselas.

A su lado se encontraba el canciller Merkel, cuyo giro en la política financiera hizo posible el préstamo conjunto. Hasta mediados de abril, cuando Merkel y Macron propusieron este concepto, Alemania también era uno de los “ahorrativos” entre los Estados de la UE. Sin embargo, en vista de la pandemia, el gobierno alemán está dispuesto a poner 133 mil millones de euros netos en el fondo de reconstrucción.

La canciller alemana y el presidente francés también ven la nueva unidad fiscal de la UE como una señal para el mundo. La solidaridad y la acción multinacional valen la pena, es el mensaje, dijo Emmanuel Macron. “Somos 27 en la mesa y hemos creado un presupuesto común. ¿En qué otro espacio político del mundo sería posible hacerlo? En ningún otro”.

El dinero del nuevo fondo de reconstrucción se entregará entre 2021 y 2023 para asegurar la recuperación más articulada posible del mercado único europeo. Además, hay varios paquetes de estímulo económico nacional y paquetes de ayuda, así como las compras casi ilimitadas de bonos por parte del Banco Central Europeo, que actualmente proporcionan a los Estados y las empresas dinero “barato”.

Niza y Bruselas: la UE en una espiral permanente

La cumbre de Bruselas estableció un récord: aparte de la cumbre de la UE en Niza en 2000, fue probablemente el “maratón” más largo jamás corrido por los jefes de Estado y de Gobierno. “Estoy satisfecha”, fue como la canciller Angela Merkel resumió el primer gran éxito de mediación al frente del Consejo de la UE. “Los eventos extraordinarios, y esta pandemia que nos ha alcanzado a todos, requieren métodos extraordinarios”.

El fondo de reconstrucción y el presupuesto deben ser ahora aprobados por el Parlamento Europeo y ratificados por los 27 Estados miembros.

 

a través de La UE acuerda paquete financiero para combatir la crisis por coronavirus | Europa | DW | 21.07.2020