Más de 220 mil empresas ya se registraron en el Programa de Asistencia de Emergencia al Trabajo y la Producción

Más de 220 mil empresas ya se registraron en el Programa de
Asistencia de Emergencia al Trabajo y la Producción
A lo largo de las primeras 48 horas desde que se habilitó la registración en el
Programa de Asistencia en Emergencia para el Trabajo y la Producción (ATP), se
anotaron más de 220 mil empleadores.
Las empresas interesadas en acceder a los distintos beneficios creados para
amortiguar el impacto económico del aislamiento social preventivo y obligatorio
deben inscribirse en el sitio web de la AFIP.
Todos los empleadores, sin importar la actividad que desarrollan ni la cantidad de
trabajadores que se desempeñan en su firma, deben registrarse hasta el próximo
miércoles 15 de abril, inclusive. La registración no solo no implica renunciar a ningún
beneficio previsto en el programa sino que facilitará el acceso a futuras herramientas
que se creen en el marco de la emergencia sanitaria.
Siete de cada diez empresas que accedieron al programa obtuvieron
automáticamente una prórroga por dos meses del pago de las contribuciones
patronales correspondientes a marzo que vencían en abril. Esta medida es
complementaria de las herramientas previstas en el ATP.
A partir del lunes 13 de abril, la AFIP solicitará a cada empresa inscripta en el
programa datos económicos para determinar cuáles son los demás beneficios a los
que podrá acceder. El organismo requerirá los datos de facturación por ventas. Los
empleadores deberán reportar los ingresos facturados entre los días 12 de marzo y
el 12 de abril de 2019 y 2020.
Al ingresar al sistema deberán completar el monto total para ambos años y cargar
una planilla con información desagregada (podrán descargar del sitio un modelo de
ese documento). A las empresas con más de 100 trabajadores se les requerirán
datos financieros básicos.
Con el objetivo de facilitar y reducir la carga burocrática, el procedimiento de
inscripción al ATP solicita a los empleadores que habiliten al organismo a compartir
información con el Ministerio de Trabajo y la Anses.
La AFIP sólo requiere este permiso para que las empresas no se vean en la
necesidad de realizar una presentación adicional ante las dependencias encargadas
de canalizar el pago de los REPRO y la asignación compensatoria al salario, dos de
los beneficios previstos en el programa.