En un mensaje grabado que se difundió anoche, el gobernador Gustavo Sáenz le reclamó directamente al Presidente que saque el Ejército a las calles.

En un mensaje grabado que se difundió anoche, el gobernador Gustavo Sáenz se mostró ofuscado y le reclamó directamente al Presidente que saque el Ejército a las calles. Además, llamó imbéciles a los que rompen la cuarentena y delincuentes a los comerciantes que aprovechan la pandemia para subir los precios.
El mandatario indicó que estuvo en Salvador Mazza, donde hay 30 pasos ilegales y dijo que Gendarmería no cuenta con los recursos necesarios para controlar.
“Necesitamos al Ejército en las calles y la frontera, garantizando el no ingreso. Es un recurso humano que puede colaborar en esta época de crisis”, exclamó Sáenz, en un pedido al presidente Alberto Fernández.
También dedicó un fragmento de su mensaje a los 600 detenidos y demorados por romper el aislamiento obligatorio que hubo hasta el momento.
“Mi reconocimiento al sistema de salud público y privado y a las fuerzas de seguridad. Son héroes que están haciendo patria. Mientras vos, irresponsable, inconsciente, imbécil… seguís en la calle, hay otros trabajando para que vos no te enfermes”, sostuvo.
A los comerciantes que aprovechan la situación para subir los precios de manera desmedida los llamó “delincuentes”, y les adelantó que les va a caer “todo el peso de la ley”. Advirtió que se clausurarán los negocios donde haya abusos de por vida si es necesario.

“Seremos severos con aquellos que se aprovechen de la necesidad de nuestra gente, porque no tienen sentido de humanidad y solidaridad”, manifestó.

“La única vacuna”

Sáenz instó a cumplir con las medidas de aislamiento social para evitar la propagación del coronavirus. “Muchos siguen en las calles, si te movés se mueve el virus y lo llevás a tu casa. Muchos no podemos quedarnos en casa porque tenemos la obligación de estar para garantizar la seguridad y la salud”, sostuvo.
Sin embargo, resaltó el fuerte compromiso de la “inmensa mayoría” que está cumpliendo con la cuarentena sin salir de su casa.
“Volvemos a decirles que el aislamiento y la solidaridad son las únicas vacunas para esta enfermedad que lamentablemente está llegando a nuestra provincia”, planteó.
“Ese gran sacrificio que estamos haciendo todos. Nos dimos cuenta de que hay problemas de competencia nacionales, provinciales y municipales. En épocas de crisis tenemos que ver, de una vez por todas, que la competencia tiene que ser de todos y no solo de algunos”, reclamó.
El gobernador salteño agregó que la única lucha es contra “un enemigo invisible”. Le habló al presidente Alberto Fernández y reconoció su decisión de haber impuesto el aislamiento social preventivo.
“Lo vi con gran firmeza establecer la cuarentena sabiendo los problemas que implicaba… Le pido que trabajemos todos por los argentinos y que autorice a las fuerzas a salir a las calles”.
También consideró: “Cuando la patria está en peligro, todos juntos estamos autorizados a hacer lo que tenemos que hacer”.
“Quizás la historia nos juzgue por haber hecho cosas de más o cosas ridículas, como subirse a un helicóptero para hablarle a los salteños. Pero les aseguro que será mucho peor que la historia nos juzgue por no haber hecho lo suficiente”, concluyó el gobernador Sáenz.