El conducir y rearmar una institución policial nueva, diferente, como nos merecemos los santafesinos, no se hace de la noche a la mañana.

“hay una gran expectativa puesta en los cambios. El conducir y rearmar una institución policial nueva, diferente, como nos merecemos los santafesinos, no se hace de la noche a la mañana.  Hay una firme y total decisión de que empezó una etapa nueva.  Todo cambio genera que se alteren situaciones, pero la firmeza está clara en ese camino. Tenemos que cuidar a los santafesinos de otra manera, tenemos que forjar una institución policial nueva, diferente, moderna, comprometida con la sociedad y alejada del delito”.

“Las búsquedas de consensos básicos para tener una institución policial diferente se hacen necesarias. Vamos a seguir con las reuniones con el Poder Judicial, el Poder Legislativo, necesariamente tenemos que subir el piso de acuerdo para que la sociedad perciba claramente que los tres poderes están trabajando para que no haya impunidad en la provincia”.

“Hoy lo que se está haciendo es la coordinación de las fuerzas federales y provinciales en cada una de las instancias locales en las Mesas de Trabajo. La expectativa de lo que quisiéramos tener con la realidad que tenemos nos marca una brecha muy grande: falta de coordinación, falta de formación, de preparación. Pero no tener coordinadas las acciones entre las esferas del Estado es lo más duro. Esa coordinación nos va a permitir generar más confianza, y con más confianza va a aparecer más información sobre cómo se procede en cada lugar, sobre cómo se mejora”.