Estados Unidos se suma a la ola del transporte público gratuito |

Kansas City, la ciudad más poblada del estado de Misuri, en el Medio Oeste de los Estados Unidos, aprobó recientemente y por unanimidad una resolución para hacer gratuito su sistema público de buses. Se trata de la ciudad más grande de los EE.UU. (tiene un área metropolitana de dos millones de habitantes) en implementar una medida de este estilo.

La gratuidad del sistema de buses se suma al tranvía de Kansas City, que es gratuito desde que fue inaugurado, en 2016. 

En la actualidad, el financiamiento del transporte público de Kansas City depende solo en un 10% de las tarifas, por lo que se considera que la medida no incrementa sustancialmente los costos operativos del sistema. El transporte ya era gratuito en la ciudad para los veteranos de guerra y los estudiantes.

Se estima que la gratuidad del transporte público no sólo alentará su uso -relativamente bajo en la región, ya que la mayoría de los usuarios se moviliza en automóvil-, reduciendo la congestión vehicular y la contaminación ambiental, sino también permitirá que los habitantes ahorren miles de dólares al año que se volcarían al consumo en la economía local, con un consiguiente aumento de la recaudación impositiva. La medida también es vista como una oportunidad para reducir las fuertes desigualdades sociales en esa metrópolis norteamericana.

Cabe recordar que la gratuidad del transporte público es uno de los temas más discutidos en la actualidad a nivel mundial como parte del desarrollo de una movilidad más sustentable. Tallinn, la capital de Estonia, fue una de las primeras ciudades grandes en experimentar con esta medida, que el año pasado fue extendida a todo el territorio nacional de ese país europeo. Luxemburgo, otro país europeo, hará lo propio a partir del próximo 1° de marzoMedidas análogas son estudiadas en París y en Alemania, donde se propuso implementarla como plan piloto en cinco ciudades.

Más allá de la gratuidad, en ese último país también se están ensayando otras medidas: desde el 1° de enero se redujo el IVA de 19% al 7% para los pasajes de tren en trayectos superiores a 50 km, la primera baja en 17 años, en un esfuerzo por incentivar la movilidad sustentable. La pérdida de recaudación es compensada con un incremento en el IVA de los pasajes de avión. Dada la emergencia climática, las compañías aéreas están viéndose obligadas a recortar los vuelos de corta duración que puedan reemplazarse por transporte ferroviario.

 

a través de Estados Unidos se suma a la ola del transporte público gratuito | enelSubte.com