Las palabras que marcaron el año que termina, según la Real Academia –

“Feminizar”, “euroescéptico”, “clima” y “acogida” son cuatro de las 14 palabras que la Real Academia Española (RAE) ha elegido como las que definen o explican el año que termina. Las expresiones seleccionadas no son neologismos de los 12 meses anteriores, como explica el director de la institución, Santiago Muñoz Machado. Son “palabras estables” del español.

La selección se desarrolló durante el último mes, si bien el trabajo de recopilación y análisis se hizo todo el año. Según la institución, la elección de estos términos y formas compuestas está basada en las consultas más frecuentes que se hacen en el Diccionario de la Lengua Española (en el que se hallan todos los términos elegidos), y las dudas y comentarios que los usuarios formulan tanto a los servicios que presta la RAE como en redes sociales.

La selección no obedece a una visión española del idioma, sino que se tuvo en cuenta la totalidad de países hispanohablantes. Además, se consideró que voces como “progreso”, “confianza” y “elecciones” están plenamente relacionadas con la mayoría de naciones que tienen el español como lengua.

Cada palabra va acompañada de una breve explicación en la que la RAE justifica su elección, basada en acontecimientos de este año.

Progreso. Avances científicos, estudios médicos esperanzadores sobre el cáncer o el Alzheimer, descubrimientos astronómicos, implantación de energías renovables, reducción del agujero de la capa de ozono, llegada del 5G.

Feminizar. Movimiento social del feminismo y el impulso por la igualdad, mejoras para las mujeres en países árabes, la Comisión Europea elige a su primera presidenta, protestas a nivel mundial para acabar con la violencia contra las mujeres, sororidad.

Confianza. La incertidumbre, la política, la corrupción, el Brexit, etc. ponen a prueba la confianza del ciudadano en las instituciones que cuidan derechos y libertades.

Acogida. La inmigración y los refugiados siguen siendo noticia de primera plana por las desigualdades económicas entre países y los conflictos internacionales.

Escuela. El Informe PISA revela carencias en educación: la formación sigue siendo clave para ser libres y tener acceso a oportunidades.

Estado de Bienestar. Sigue siendo el máximo garante de la igualdad de oportunidades: la preocupación por el futuro mantiene este término entre los más buscados en 2019.

Elecciones. Han sido varios los procesos electorales en países hispanohablantes en el año, dada la fragmentación política actual, reflejo de una sociedad cambiante y con sensibilidades distintas.

Inteligencia artificial. El proceso de avance tecnológico es imparable y necesaria la adaptación. Las máquinas ocupan un lugar cada vez más importante en la vida de las personas.

Clima. Por la relevancia de la ecología, la celebración en Madrid de la Cumbre del Clima, los incendios en el Amazonas, el desastre del mar Menor, la declaración de la emergencia climática por parte de la UE, etc.

Euroescéptico. Tras años de prosperidad bajo el marco de la Unión Europea, algunos países y sus ciudadanos ponen en duda la integración del Viejo Continente, con el Brexit como punta del iceberg.

Autodeterminación. La crisis en Cataluña continúa dejando este término como uno de los más relevantes del año que despedimos.

Triunfo. De la sociedad en su empeño por seguir generando progreso, ya sea desde la investigación, la cultura, el trabajo o el deporte, o como manifestación social por hacer un mundo más justo: activismo social, solidaridad, compromiso, etc.

a través de Las palabras que marcaron el año que termina, según la Real Academia – LA NACION