Argentina: inauguran una parcela para inhumar a los niños que nacen muertos.HASTA AHORA LOS BEBÉS SON CONSIDERADOS RESIDUOS PATOLÓGICOS

HASTA AHORA LOS BEBÉS SON CONSIDERADOS RESIDUOS PATOLÓGICOS
Argentina: inauguran una parcela para inhumar a los niños que nacen muertos
El 25 de diciembre será bendecida en el cementerio parque «Tierra de Paz» de Posadas, una parcela especial para la inhumación de los niños que nacen muertos y que en la actualidad son tratados como residuos patológicos.

Como está ocurriendo en otras partes del mundo, el obispo de Posadas, monseñor Juan Rubén Martínez, bendecirá una parcela especial dedicada a dar inhumación digna a los restos de los niños que nacen muertos. Será el 25 de diciembre, Natividad del Señor, a las 16 en el cementerio parque «Tierra de Paz».

Actualmente, en centros médicos y hospitalarios son tratados como residuos patológicos, por lo que este lugar en el cementerio se convertirá para muchas familias, en un sitio donde comenzar el duelo que sufren ante la pérdida de un niño o niña.

Ante el «descarte fetal» que implica que los fetos que no superen los 500 gramos no sean considerados seres humanos sino meros desechos, un grupo de científicos y cristianos en la ciudad de Posadas han estado trabajando en su conjunto, desde diferentes áreas científicas y humanas, en el quehacer de esta problemática creciente en encontrar un lugar de inhumación para los cuerpos de estos fetos.

Hace seis años en Alemania el matrimonio Martin fue a inscribir en el Registro Civil a sus hijos fallecidos se encontró con que a Tamino, que sólo llegó a los 290 gramos, no se le podía nombrar ni enterrar. Comentó su padrino:

«Lo horrible es que, visto jurídicamente, este niño no existe. Uno se queda estupefacto por esta cruel burocracia. El pequeño era perfecto, tenía todo, era muy bonito, y saludable»

En este caso el obispo de Posadas se ha adelantado a las necesidades de los feligreses. Así, de forma libre y voluntaria se pueda con las madres y padres que hayan atravesado esta situación particular, dar cristiana inhumación a estos seres humanos en desarrollo menores de 500 gramos que no lograron vivir por causas naturales o provocadas, otorgándoles un espacio de tierra, a título gratuito, dentro de un cementerio, para que reposen con el merecido respeto humano como un ser íntegro con cuerpo y alma de acuerdo a las creencias religiosas cristianas.

Para ello se dispondrá de un espacio, «parcela de los angelitos», para que los interesados en hacer uso de tal bien logren el contacto de referencia para concretar dicha inhumación en forma gratuita, voluntaria y anónima. Esta parcela o lugar de descanso es uno de los pocos que existe con este fin en la región y en el país.

a través de Argentina: inauguran una parcela para inhumar a los niños que nacen muertos