El periodista Michael Daleiden declara bajo juramento que un laboratorio admitió la venta de corazones que laten y cabezas de bebés abortados para investigaciones médicas.

Michael Daleiden, uno de los dos periodistas independientes que destaparon que Planned Parenthood se lucraba vendiendo partes de los bebés que abortaba, ha declarado bajo juramento en el juicio en su contra por invasión de la privacidad de la multinacional abortista. Su declaración ha sido impactante.

Daleiden afirmó ante el tribunal que la representante y fundadora del laboratorio StemExpress admitió que su empresa vende corazones que laten y cabezas de bebés abortados intactas para investigaciones médicas.

Daleiden fue «culpable» de mostrar al mundo el verdadero rostro de la patronal del aborto grabando en vídeo a responsables de Planned Parenthood hablando de la venta de órganos de fetos.

La multinacional abortista demandó a Daleiden y el juez de distrito de los Estados Unidos William Orrick en San Francisco bloqueó la publicación de los videos en 2016. El caso llegó a la Corte Suprema, que ratificó la prohibición de difusión del material audiovisua.

 

a través de Daleiden declara bajo juramento que un laboratorio admitió la venta de corazones y cabezas de bebés abortados