Murió “San” Antonio Puigjané, terrorista de Dios

Dicen que, de los muertos no hay que hablar…, pero cuando se habla mal o con mentiras, no queda otra que saltar a decir un par de verdades políticamente incorrectas como lo hemos hecho otras veces.

Acaba de morir, hoy martes 27 de Agosto de 2019, fray Antonio Puigjané, fraile capuchino y terrorista de izquierdas, co-autor del copamiento del regimiento militar de La Tablada, último ataque armado en democracia, acaecido el 23 de enero de 1989 por el Movimiento Todos por la Patria (MTP) que terminó con la vida de 32 terroristas, nueve militares y dos policías.

Para los más jóvenes, algo ya dijimos aquí  (pueden ver un resumen de lo ocurdido aquí).

En sus años mozos, trabajó junto al obispo Angelelli en Anillaco, La Rioja, hasta el golpe militar de 1976 para, pasados los años, ingresar a la agrupación terrorista citada.

La mesa directiva del MTP poco antes del copamiento de La Tablada
Murió (tenía 91 años) entre sus hermanos capuchinos, la misma orden a la que perteneció el Padre Pío de Pietrelcina, sin embargo no fue allí donde se dedicó al ministerio de la confesión y a la devoción de las cuentas del Rosario, sino al dulce ejercicio de la toma del poder por las armas.

Puigjané fue uno de los tantos “curas idealistas” que llevaron a la muerte a decenas de jóvenes por la patria socialista.

Esperemos que el fraile asesino haya tenido tiempo de purgar sus pecados, aunque lo dudamos pues, según narran sus admiradores, “prefería escuchar música, canciones de Silvio Rodríguez o que hablaran de Ernesto ‘Che’ Guevara” en vez de leer la “Preparación para la muerte” de San Alfonso.

Si hasta fue otro fraile capuchino, el padre Luis Coccia, quien se encargó de enviar un mensaje a sus familiares y amigos para confirmar que, el ex convicto ya había partido de este mundo capitalista.

«El mismo que lo creó por amor lo glorificó ahora y está definitivamente en el reino de Dios. Antonio acaba de partir«.

Y agregaba:

«Antonio ya participa de la condición de los santos y está definitivamente con Dios para interceder por nosotros y por esta patria también tan necesitada, la Argentina»

Y uno se pregunta: ¿es que nos toman por boludos? ¿o será que se fue al Cielo de Chávez de Marx o de Lenin?

Nosotros, hombres de poca Fe, lo dudamos y rezamos para que, al menos, haya alcanzado -al menos- el Purgatorio católico, seguramente más confortable que el paraíso comunista.

Que no te la cuenten…

P. Javier Olivera Ravasi, SE

27/08/2019

a través de Murió “San” Antonio Puigjané, terrorista de Dios