Declaración de la Organización Mundial de la Salud: los gobiernos deben prohibir la publicidad, la promoción y el patrocinio del tabaco en las exposiciones internacionales

En virtud del artículo 13 del Convenio Marco de la OMS para el Control del Tabaco, los gobiernos deben prohibir por completo la publicidad, la promoción y el patrocinio del tabaco en las exposiciones y conferencias internacionales, para que este producto no esté presente en los eventos y programas y que las actividades y los participantes en ellos no estén patrocinados por el sector del tabaco. El mundo debe unirse para contrarrestar los incansables esfuerzos de este sector por comercializar sus productos, que cada año afectan a muchísimas personas causando adicción, sufrimiento y millones de muertes.

Con este llamamiento, la OMS responde a los informes que indican que las empresas tabacaleras están intentando convencer a los gobiernos para patrocinar eventos o pabellones en exposiciones mundiales, concretamente en un país que ha firmado el citado Convenio.

Recientemente, Philip Morris International anunció el patrocinio del pabellón suizo en la Exposición Mundial que se organizará en Dubái en 2020. Sin embargo, el Gobierno suizo ha reconsiderado esta colaboración y no aceptará esta aportación económica. La OMS se congratula de esta decisión y aprovecha para alentar a ese Gobierno a ratificar el Convenio Marco de la OMS para el Control del Tabaco (CMCT), pues Suiza es uno de los pocos países que aún no lo ha hecho.

En virtud del párrafo 3 del artículo 5 del Convenio, las Partes signatarias deben velar por que las políticas de salud pública contra el tabaco no se vean influidas por los intereses comerciales y de otra índole de la industria tabacalera. Este compromiso se refleja en el Memorando de Entendimiento firmado en 2011 entre la OMS y la Oficina Internacional de Exposiciones, que prohíbe que las exposiciones reciban el patrocinio de empresas tabacaleras, sus agentes o sus afiliados. La participación de uno de los principales productores mundiales de cigarrillos y otros productos de tabaco —el único producto que mata a la mitad de sus consumidores— entraría en flagrante contradicción con el lema de la Expo 2020 «Conectar mentes, construir el futuro». Los gobiernos deben comprometerse a reducir el número de personas que se inician en el hábito tabáquico y que lo mantienen, a promover la salud y a proteger a las futuras generaciones.

De conformidad con el artículo 8 del mismo Convenio, la OMS insta también a los organizadores de exposiciones y conferencias internacionales a adoptar políticas amplias para proteger contra la exposición al humo de tabaco en los lugares de trabajo interiores, los medios de transporte público, los lugares públicos cerrados y, según proceda, otros lugares públicos. Todas las zonas específicas para fumadores se deben ubicar al aire libre y estar diseñadas para desalentar el consumo de tabaco y proteger a las personas de la exposición al humo. Además, los gobiernos deberían adoptar estas medidas:

prohibir la venta de tabaco o de productos del tabaco en las exposiciones;
prohibir que las empresas tabacaleras y sus agentes, entidades o personas afiliadas patrocinen exposiciones; y
prohibir la publicidad y la promoción de los productos y marcas de tabaco en las exposiciones, así como el consumo de tabaco.

a través de Declaración de la Organización Mundial de la Salud: los gobiernos deben prohibir la publicidad, la promoción y el patrocinio del tabaco en las exposiciones internacionales