CIUDAD DE ROLDAN: Nuevo Código Urbano: qué cambia y qué no en el futuro ordenamiento de la ciudad – el roldanense

Nuevo Código Urbano: qué cambia y qué no en el futuro ordenamiento de la ciudad
La altura permitida de las edificaciones seguirá siendo la misma y habrá zonas de riesgo hídrico que no estarán habilitadas para construir.
15 DE MARZO DE 2019

En unos 30 días el Ejecutivo enviará al Concejo el nuevo Código Urbano de la ciudad, un documento que será de vital importancia a la hora de pesar el ordenamiento de la ciudad de ahora en más. De esta forma, serán los ediles ahora los encargados de hacerle correcciones o modificaciones a un proyecto que ya fue revisado por diferentes actores en el último año.

En tanto, el secretario de Planeamiento de la Municipalidad, Eduardo Di Benedetto, afirmó en diálogo con el portal ON24 que si bien en términos generales, los valores se mantienen, “sí hay una modificación de fondo en lo que respecta a las zonas prioritarias previstas para el crecimiento” de la ciudad.

“La prioridad número uno es la ocupación de los espacios libres dentro del ejido urbano y la segunda son algunas zonas que están contiguas a la planta urbana”, explicó el funcionario, quien agregó que ambas están planteadas bajo áreas de desarrollo residencial. En tal sentido, expresó que “los condominios que se materialicen dentro de una zona ya loteada y respeten los índices urbanísticos no tendrán problema”.

“La idea es completar el tejido urbano y después crecer hacia el sur, respetando las zonas de riesgo hídrico que por ahora no van a estar habilitadas”, especificó Di Benedetto y añadió que la altura permitida seguirá siendo planta baja y un piso. “En una instancia posterior, quizá podrían aumentarse, pero ahora no está previsto”, aclaró.

En tanto, las zonas comerciales e industriales serán las mismas que existen actualmente, aunque el nuevo Plan Estratégico contemplará algunos cambios. Por ejemplo, “el uso del suelo va a ser menos intensivo”, explicó el secretario de Planeamiento. “Hay zonas sobre AO12 y ruta N°9 en las que se permitía un factor de ocupación del 100% del terreno. Eso va a disminuir con la idea de mantener un carácter más paisajístico”, señaló. Si bien no está definido aún ese valor, se estima que rondará entre el 55 y 60%.

Además, se prevé dotar a las áreas comerciales de un “mayor carácter paisajístico para tratar de que las mismas sobre las grandes avenidas, autopista y AO12 no se transformen en una colección de galpones, sino que todo lo que se desarrolle tenga una cantidad importante de verde con cierto tratamiento arquitectónico”, remarcó Di Benedetto.

También indicó que se van a agregar algunos espacios comerciales en determinados barrios, pero aclaró que los mismos no serán de grandes superficies. “Hoy no hay un reglamento específico para las áreas comerciales dentro de los barrios”, recordó.

Por otra parte, descartó la instalación de un eventual shopping en los barrios de la ciudad, pero sí dejó la puerta abierta para el desembarco de un centro comercial “en alguna de las grandes vías, ajustándose a estas pautas que estamos planteando”, recalcó. “Eso sí podría ser”, dijo.

“El objetivo de este reordenamiento es brindar reglas de juego claras tanto para los habitantes como para las entidades intermedias e inversores, basado en un modelo de ciudad verde, muy habitable y sin altas densidades de población, que es el modelo que la gente de Roldán quiere mantener”, aseveró el funcionario.

En tanto, Di Benedetto ratificó que el nuevo reglamento desalentará el desarrollo de barrios cerrados y aseguró que tampoco está estipulada la creación de nuevos loteos industriales de índole privado, pero sí hay previstas ampliaciones de las áreas industriales municipales actuales.

Por último, respecto a posibles proyectos de hotelería que se puedan interesar por la ciudad, el secretario de Planeamiento dijo que podría haber algún incentivo de acuerdo al proyecto, porque “son emprendimientos atractivos para cualquier municipio y si respetan las pautas, serán bienvenidos”.

a través de Nuevo Código Urbano: qué cambia y qué no en el futuro ordenamiento de la ciudad